ConsejosEstéticaImplantes

Mima tus implantes

Publicado el
Higiene dental

El tratamiento con implantes dentales es una de las opciones más demandadas actualmente para reponer los dientes de forma fija, mostrándose como una terapia eficaz y segura. Pero no está exenta de ciertas amenazas.
Al contrario de lo que se asume popularmente, y de forma similar a como sucede con los dientes, es necesario limpiar diariamente y de forma adecuada estos implantes. De este modo, se previenen las enfermedades periimplantarias, que se caracterizan por la presencia de inflamación y/o infección de los tejidos que rodean al implante, pudiendo desembocar en la pérdida completa de éste.

Mejor prevenir que fracasar

En la última reunión de expertos en prevención de enfermedades periimplantarias, se estimó que 22 de cada 100 personas sufrían infección de sus implantes dentales y que 43 de cada 100 experimentarían inflamación, cuyo signo más importante es el sangrado y que es el paso previo a la infección.
Ante este creciente problema de salud, la mejor opción pasa por la prevención, siendo la única manera de no tener problemas futuros y no experimentar un fracaso de esta terapia. Cumplir con unos consejos prácticos y sencillos, así como acudir al dentista de manera regular para que realice una revisión y limpieza de dientes e implantes, son los pilares esenciales para asegurar la buena salud de los implantes.
Estas estrategias preventivas deben implementarse a lo largo de todas las fases de tratamiento y mantenimiento, e implican a todos los profesionales del equipo de la clínica dental (periodoncista, dentista, cirujano, prostodoncista, higienista dental, auxiliares, recepcionistas,...).

Cepillado de dientes e implantes: resolviendo dudas

Los problemas inflamatorios en los implantes se producen por la acumulación de placa bacteriana en la encía que lo rodea.
Para evitarlo, una de las medidas más efectivas es cepillarse los dientes/implantes un mínimo de 2 veces al día.

Los implantes dentales también se deben cuidar, siguiendo unas pautas de higiene similares a las que se realizan con los dientes naturales.

Lo que debes saber sobre el cepillado entre dientes e implantes

El cepillado es la herramienta fundamental para llevar a cabo una adecuada higiene bucal, pero no elimina eficazmente la placa bacteriana de las zonas entre los dientes/implantes. Por eso, es necesario utilizar todos los días dispositivos de higiene interdental para limpiar todos los “huecos” entre los dientes e implantes. Entre estos dispositivos se encuentran los cepillos interdentales o la seda dental.

Más vale prevenir

¿Como cepillarse bien?

Es importante frotar bien la encía circundante al implante, tanto por fuera como por dentro (no solo la corona). Si no estamos acostumbrados a limpiarnos la encía, es probable notar cierto sangrado, lo cual no significa necesariamente que “nos estemos haciendo daño”. Lo que suele pasar es que por el acumulo de placa bacteriana la encía se encuentra inflamada y sangra.
En este caso, debemos, seguir cepillando la encía sin miedo (para que vaya reduciéndose la inflamación) y acudir a nuestro dentista para revisión del implante en la consulta.

¿Qué tipo de cepillo emplear?

Se puede utilizar tanto un cepillo manual como eléctrico, ya que ambos son perfectamente válidos y están indicados para la higienización de dientes e implantes. En cuanto a la dureza de las cuerdas, se recomienda un cepillo suave o medio.
Tanto el cepillo manual como el cabezal del cepillo eléctrico hay que cambiarlo cada 3 meses aproximadamente. Con respecto al cepillo eléctrico, la evidencia científica ha demostrado que aquellos que emplean un movimiento “oscilante-rotacional” son los más efectivos, por lo que aparte de emplear un cepillo con estas características será necesario utilizar un cabezal redondo.

¿Y qué tipo dentífrico?

Hasta el momento, ninguna pasta de dientes ha demostrado ser mejor que otra para la higiene de los implantes dentales. Aquellas con flúor, triclosán, CPC, u otros productos de eficacia testada para la limpieza diaria de los dientes serán adecuadas también para el cepillado de los implantes.

¿Y si no puedo limpiarme entre los implantes porque la prótesis no me lo permite?

La evidencia científica ha demostrado que la tasa de enfermedades periimplantarias es mayor en los casos que los que la prótesis (fundas o estructuras sobre los implantes encargadas de reponer los dientes) no facilita la higienización de la encía que rodea el implante.
En estos casos se recomienda acudir a la consulta dental para modificar la forma de dicha prótesis o incluso, en los casos en los que esto no es posible, realizar una nueva que sí facilite la higiene oral en casa.

Infografía: www.cuidatusencias.es

Deja un comentario